Nosotros

La obtención de aceites de máxima calidad es el eje principal de nuestro trabajo

Fundada en Mayo de 1954 y compuesta actualmente por 1350 socios la SCA San Isidro es una de las Cooperativas más grandes del mundo en cuanto a producción de aceite de oliva. Disponemos de unas modernas instalaciones que constan de:

  • Zona administrativa y sala de juntas: Donde se realizan las reuniones y las tareas administrativas del día a día.
  • Zona de recepción y limpieza: Se reciben, limpian y pesan las aceitunas de forma totalmente automatizada.
  • Zona de fabricación: Se moltura la aceituna el mismo día de su recepción y mediante un proceso de centrifugación se separa el zumo natural de aceituna del resto de subproductos (orujo y alpechín). Obtenemos nuestro Aceite de Oliva Virgen Extra únicamente a través de procesos físicos, de forma totalmente natural.
  • Bodega y envasado: Una vez obtenido el mejor zumo de aceituna, se decanta de forma natural y posteriormente se almacena en nuestra bodega. Aquí el aceite reposa hasta el proceso de envasado, conservándose en perfecto estado.

Desde nuestros comienzos, la obtención de unos aceites de máxima calidad ha sido el eje fundamental de nuestro trabajo. A través de un sistema de trazabilidad sometemos a un control exhaustivo todo el proceso de producción, desde la recolección de la aceituna —separando aceituna procedente del árbol y aceituna de suelo— hasta el envasado de los aceites. De esta manera nos aseguramos que nuestros consumidores tendrán un producto de máxima calidad con todas las garantías.

Bajo estas premisas ve la luz nuestra gama de aceites envasados en cristal “Cazorliva”, extraído a temperaturas por debajo de los 27 grados centígrados —Extracción en frío— conservando así todas las características organolépticas que lo definen como uno de los mejores aceites del mundo.

Recolección de la aceituna en un lienzoVarios remolques basculan el fruto de la aceituna en las instalaciones de la SCA San Isidro